Conciencia

Me acerqué a ellos, hablamos, y comencé a ver el mundo desde el otro lado: desde detrás de sus caballetes. Entendí que si no sabía más sobre sus vidas era simplemente porque nunca me paré a mirarles a los ojos. Cada verano desde que tengo uso de razón, recuerdo ver gente pintando retratos en ese mismo lugar, recuerdo pararme a ver sus dibujos y formar parte del corro anónimo que les acompaña en cada temporada. Pero, pese a que incluso les había hecho fotos en alguna ocasión, siempre supuse que eran caras que cambiaban cada verano, nómadas de las temporadas de turismo de las diferentes latitudes. Me equivoqué. La mayoría de ellos llevan más de 10 años en el mismo lugar, la vida nómada la abandonaron al encontrar su lugar en el mundo: un amor, una familia… Y yo, como todos esos seres que he visto pasar de largo, indiferentes, nunca antes les vi. Al retratarles ahora, celebro mi recién encontrada capacidad para ser consciente del mundo que me rodea y descubrir en esa consciencia razones para sonreír.

Mil gracias a Goyo, a Miso, a Antonio, a Jose, a Julio…, por compartir conmigo sus aventuras vitales.

Y claro, yo también quedé retratada, por Miso Bulat:

© Omar García

~ by dejardeimaginar on May 3, 2012.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: