Como caminar por las dunas

Hay días, como el de hoy, en que este viaje a Brasil me resulta como caminar por las dunas: agotador.

Dunas en Ponto de Mel

El intensísimo calor, que por momentos anula completamente mis sentidos; la monotonía del paisaje urbano, pobreza seguida de miseria; y las enormes dificultades que uno encuentra para realizar cualquier sencilla gestión, comprar un billete de avión sin ir más lejos; acaban con todas mis energías al poco de comenzar la jornada.

Suerte que los días tranquilos y de paisajes espectaculares equilibran la balanza. No obstante, he de reconocer que algún que otro pensamiento de volver a casa ha pasado ya por mi cabeza.

~ by dejardeimaginar on December 10, 2009.

4 Responses to “Como caminar por las dunas”

  1. No vuelvas todavía, aguanta un poco, sólo un billete de avión más.

    Besos
    Juan

  2. Ánimo! :-*

  3. […] “como subir una duna”? En días como el día después del día D y los que han seguido, he comprobado que subir dunas puede llegar a ser una experiencia emocionante […]

  4. Gracias por los ánimos, ya están más que recuperados🙂

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: